Gran versatilidad

Una de las grandes ventajas de ANA® frente a otras tecnologías CCU y CCS es la versatilidad en cuanto a las múltiples aplicaciones.

Nuestra tecnología de captura y utilización de carbono puede adaptarse a cualquier fuente emisión, desde transporte vehicular hasta centrales termoeléctricas, así como capturar y transformar CO2  y NOx  directamente desde el aire.

ANA® para ti

El exceso de  material particulado y NOx causan más de 7 millones de muertes prematuras cada año, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud.  De hecho, un estudio publicado por la European Heart Journal (marzo 2019) estima que la esperanza de vida se ha reducido en 2,4 años en Alemania, 2,8 años en Polonia, y 1,6 años en Francia, siendo Bulgaria, Croacia y Rumanía los países con el mayor deterioro de la esperanza de vida.

Como si esto no fuera suficiente, altas concentraciones de CO2  (+1000ppm) causan dificultades de aprendizaje y concentración. Es un problema bastante serio y mudarnos a un bosque remoto para respirar aire puro no va a funcionar, pero ANA® sí que funciona.

ANA® puede ser adaptado a la máquina de aire acondicionado por ejemplo, secuestrando los gases contaminantes y disminuyendo el consumo energético puesto que se reduce la necesidad de utilizar aire del exterior para bajar la concentración de CO2.

También puede ser utilizada como un purificador de aire de lugares cerrados (casa, oficinas, centros comerciales, supermercados, etc). De esta manera no sólo estaremos dejando de contaminar sino también mejorando la calidad del aire que tú y los tuyos respiraréis cada día.

ANA® en vehículos

Es sabido que el transporte automotor es una de las principales causas de contaminación del aire y del cambio climático. Hasta ahora las tecnologías diseñadas para la neutralización del NOx  proveniente de los vehículos, tenían una eficiencia bastante baja y no capturaban las emisiones de CO2.

En cambio ANA® neutraliza hasta un 100% del NOx  a la vez que captura el CO2 con la misma eficiencia y puede ser instalada en cualquier vehículo, lo que te permite reducir de manera significativa tu huella de carbono personal.

Sería como pasar a un coche eléctrico, pero sin alto coste que esto representa y que quizás no te podías permitir. Y más allá del uso personal, esta tecnología de secuestro de gases de efecto invernadero puede ser utilizada por ayuntamientos y empresas de transporte, alargando la vida de sus vehículos actuales y suprimiendo el gasto que suponen los impuestos por contaminación del aire.

Lo que además permitirá cumplir con las metas trazadas por la Unión Europea respecto a este tema, con un coste mucho menor del estimado.

ANA® en la ciudad

Torres de purificación y captura de CO2. Purifican el aire capturando Material Particulado y neutralizando NOx, principales elementos contaminantes y nocivos para la salud, mejorando inmediatamente la calidad del aire urbano.

Además, una torre podría capturar más de 30 toneladas de CO2/año, el equivalente de una hectárea de bosque .

Puede usarse también en instalaciones existentes de ventilación de túneles y estacionamientos subterráneos.

El reemplazo de cartuchos purificadores generan una nueva fuente de ingresos para las empresas de suministro de cartuchos.

ANA® en la industria

En un intento por frenar las emisiones de CO2  la Unión Europea creó en el 2005 el Sistema de Comercio de Emisiones de CO2  (Emissions Trading System – ETS). Este sistema proporciona derechos de emisión a un costo que ha aumentado año tras año, alcanzando los 25,7 € por tonelada en mayo de 2019. Sin embargo, no ha logrado reducir las emisiones al nivel esperado, en realidad lo único que se ha conseguido es un mercado que comercializa las tarifas del dióxido de carbono. Ahora tenemos ANA®, una tecnología de captura y utilización de carbono para instalarse en las plantas existentes y eliminar hasta un 100% las emisiones de CO2  y NOx, reduciendo considerablemente los gastos por concepto de derechos de emisión.

Este tampoco sería el único beneficio económico, en el caso de las industrias los ingresos anuales se incrementarían de manera notoria pues, el carbono capturado se transforma en carbonatos sólidos de alta pureza utilizados como materia prima en muchos procesos industriales (vidrio, detergentes, materiales de construcción, etc.). Este ciclo convierte la Economía Circular, un concepto muy vigente debido a su gran importancia, en una realidad posible con nuestra tecnología CCU.