Cómo y por qué lo hace

ANA® es una tecnología de captura y utilización de carbono, lo que quiere decir que no sólo secuestra los gases en cuestión sino que los transforma, evitando la necesidad de almacenarlos como han hecho la mayoría de las tecnologías existentes y que sólo se traducía en transferir la contaminación de un lugar a otro.

La tecnología dentro de ANA® funciona gracias a un reactor mecánico con convertidores químicos inocuos altamente selectivos al CO2 y NOx. Esta selectividad permite una eficacia de captura del 100% (validado en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Berlín, Alemania). Esto es posible debido a un proceso patentado de rápidas reacciones físico-químicas de mineralización. Lo que traducido en términos más simples significa que una vez instalado el dispositivo, el aire pasa a través del mismo, neutralizando el NOx  al tiempo que captura el CO2 y lo transforma en minerales de alta pureza con aplicaciones industriales.

ANA® está catalogada por prestigiosas instituciones europeas como la primera familia de dispositivos de captura y utilización de carbono en el mundo económicamente viable (auto sustentable) con una Huella de Carbono y de Energía Favorable. La huella favorable se debe a que nuestros dispositivos, además de capturar emisiones, no requieren energía para su funcionamiento, por el contrario, generan energía calórica potencialmente aprovechable.

CCU: Captura y Utilización de Carbono

Esta realidad ha sido considerada por las Naciones Unidas como «la mayor amenaza para la vida, seguridad y la prosperidad» y nos convoca a todos: ciudadanos, instituciones, gobiernos a que trabajemos de la mano. Hay que controlar las emisiones y reducir la concentración de GEI la atmósfera para revertir los efectos ya causados y, esto último lo conseguiremos secuestrando el CO2 permanentemente, capturando el MP y neutralizando el NOx del aire.

Por fortuna la utopía de una tecnología CCU (Captura y Utilización de Carbono) o CCS (Captura y Almacenamiento de Carbono) verdaderamente eficaz y eficiente se ha materializado a tiempo gracias a Ecological World for Life y su creación, ANA®. Una tecnología de captura y utilización de carbono técnica y económicamente factible, aplicable tanto a emisores fijos (industrias) como difusos (transporte, residencial, oficinas, entre otros).

Nuestra propuesta de valor

Ahorro energético

ANA® no requiere energía para su funcionamiento, lo que permite ahorros energéticos en procesos industriales o incluso, transformar la energía calórica que desprende en electricidad.

Seguridad ambiental

A diferencia de otras tecnologías de CCU, los productos obtenidos de la reacción de captura son prácticamente inocuos y al estar en estado sólido, su manejo es seguro, por lo que no representa riesgos ambientales o para la salud.

Costes de instalación y operación

ANA® ofrece el sistema más económico de captura de CO2 que se ha desarrollado hasta ahora. El convertidor químico utilizado tiene un costo bajo frente al producto generado y es de alto rendimiento. Además, dada la gran velocidad de reacción en la que ocurre la captura y transformación de los gases, permite utilizar reactores que se adaptan fácilmente a la infraestructura industrial existente optimizando el espacio.

Economía circular

ANA® transforma los gases de efecto invernadero en carbonatos de alta pureza beneficiosos para la industria, contribuyendo a la economía circular: pudiéndose obtener diferentes tipos de carbonatos, dependiendo del interés particular o variación del mercado.

Carbonatos

Como os hemos mencionado, ANA® es una tecnología de captura y utilización de carbono y la utilización es posible gracias a la obtención de carbonatos de alta pureza. Dependiendo del interés de cada empresa, el convertidor químico puede adaptarse a la necesidad de la industria en la que opere nuestra tecnología de captura y utilización de carbono o al mercado de carbonatos.

Entre los carbonatos que es posible obtener encontramos los que veis en la imagen.