¿Cambio Climático, Crisis Climática o Emergencia Climática?

 In Sin categorizar

¿Cuál es el término correcto para denominar el fenómeno climático que padecemos actualmente en todo el mundo?

Hemos preguntado internamente al Biólogo y Doctor en Ecología, Jimmy Morales-Márquez, Gerente de Medio Ambiente de Ecological World for Life. Y esto es lo que nos ha contado.

“Antes de contestar a esta pregunta, quiero dejar claro que el cambio climático global es un fenómeno natural que ha ocurrido desde que nuestro planeta tierra se formó, ocurre actualmente y seguirá ocurriendo. Es un fenómeno que depende de factores externos, fuera de la atmósfera terrestre y factores internos, me refiero a que ocurren en nuestro planeta, incluyendo la atmósfera. Los externos están asociados, principalmente con el sol, su variante actividad y a la distancia a la que nos encontramos de éste, que cambia con el tiempo. Los internos han estado asociados a la actividad volcánica, la actividad geológica (movimiento de placas) y la biológica. Otro factor que ha influido en el clima ha sido el cambio en el ángulo del eje de rotación de la tierra.

Son muchos los factores que influyen en el clima global y cada uno de estos, también varía en el tiempo. Por lo tanto, podrás imaginar que el clima está en un constante cambio… cambio climático.

Teniendo esto claro, puedo ir dando respuesta a la pregunta. Llamar «Cambio Climático» al fenómeno climático global que ocurre actualmente es redundante e impreciso. Sí, efectivamente está ocurriendo un cambio en el clima terrestre, pero esas dos palabras no están denotando la gravedad del asunto y de ahí el argumento de los escépticos respecto a la incidencia humana en este fenómeno: ellos la niegan porque «el cambio climático siempre ha existido en la tierra…», y hasta allí tienen razón.

Sin embargo, la gravedad de este cambio climático en particular es la velocidad a la que está ocurriendo. Esta aceleración en el cambio climático, aunque pudiera tener cualquiera de las causas antes mencionadas, ninguna muestra una relación tan estrecha con el aumento de la temperatura como el aumento del CO2 en la atmósfera. Este incremento en la concentración de CO2 atmosférico se ha corroborado por decenas de centros de investigación atmosféricos en distintas partes del mundo. Por ello la gran mayoría de la comunidad científica global estamos de acuerdo con que la causa principal de este acelerado cambio climático son las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, producto de la acción humana (combustión de hidrocarburos, industria agroalimentaria, principalmente).

Variación de la temperatura (ºC) media terrestre y variación de la concentración de CO2 (ppm) desde 1960 hasta enero 2020. Fuente: 2degreesinstitute.org

 

La velocidad con la que está ocurriendo el cambio en nuestro clima global es tan alta, en escalas geológicas de tiempo, que en una generación humana (25-30 años) estamos apreciando cómo se ha incrementado la temperatura media en el lugar donde vivimos, cómo han cambiado los patrones de lluvia, la sequía, las estaciones del año y de cómo estos cambios han empezado a incidir en otros fenómenos, por ejemplo, la presencia cada vez mayor en España del mosquito tigre. Otros ejemplos en España están descritos en una publicación reciente del diario El Periódico titulada: «Las heridas de la crisis climática en España».

Expansión del mosquito tigre en España desde 2004-2018.

Por este motivo, el término «Crisis Climática» me parece el más correcto para nombrar el cambio climático actual, pues le da un sentido más real a este fenómeno. «Crisis» denota un cambio profundo, rápido o intenso y de consecuencias negativas e importantes, y esto es justamente lo que ha venido ocurriendo con el clima global desde hace unas pocas décadas, intensificándose fuertemente en los últimos años. El término «crisis» debe considerarse tal y como es efectivamente, debido a que las consecuencias de este fenómeno se extienden a las dimensiones medioambiental, social, económica y política, muchas de estas con alcances impredecibles.

Dentro de las consecuencias, existe una que me ocupa particular atención, es la «histéresis ecológica» que puede originarse si no tomamos medidas urgentes para mitigar las causas de la aceleración de este cambio climático. La histéresis ecológica se refiere a un estado en el que un ecosistema pierde su capacidad de amortiguar impactos (resiliencia) y que lo sacan de su cuasi equilibrio. Son puntos críticos de no retorno, ya que activan otros procesos que magnifican el problema, poniendo al ecosistema en un estado ecológico cada vez más alejado de su estado inicial.

En nuestro clima global, un punto de no retorno podría iniciarse, por ejemplo, al irse fundiendo los depósitos de metano del permafrost y del fondo marino por el aumento de la temperatura media terrestre, pues el metano es un gas 30 veces más potente que el CO2 en cuanto a su capacidad efecto invernadero. Estas nuevas cantidades de metano en la atmósfera haría más caliente a la tierra y con ello se fundiría más metano y así sucesivamente, como en una espiral.

Como puedes imaginar, en ese punto, por mas que queramos poner freno a las emisiones de CO2, sería demasiado tarde. Ese es solo un ejemplo de «punto de no retorno», pero hay otros, que pudieran ser: los incendios forestales, el deshielo de glaciares, la acidificación de los océanos, etc. Lo peor es que todos estos puntos críticos están interconectados: uno de estos puede incidir en el inicio de otro y todos se retroalimentan positivamente.

Y respecto al término «Emergencia Climática»…

Ese término también es adecuado para referirnos al cambio climático actual. Hay personas e instituciones que prefieren este término, ya que invita a una acción inmediata para mitigar sus causas. En lo particular, prefiero más el de «Crisis Climática» ya que, si bien «Emergencia Climática» se puede usar para invocar acciones, también es cierto que «emergencia» puede tener otros significados, como el de «emerger», lo cual puede confundir a personas no familiarizadas con el área.

Así que lo correcto sería llamar a este cambio climático global como «Crisis Climática» o «Emergencia Climática» dejando claro que, aunque algunas personas tengan dudas sobre su causa y/o nieguen nuestro papel en éstas, está ocurriendo y a una velocidad tan elevada que no está dando tiempo a los ecosistemas y a nosotros dentro de estos a adaptarnos.”

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search