La Sociedad Americana de Química reconoce nuestra tecnología para la captura de CO2 sostenible y con huella de carbono negativa basada en NaOH sólido

 In Post

La publicación presenta evidencia científica basada en experimentos y pruebas industriales con nuestra tecnología de captura y transformación de dióxido de carbono (CO2). El CO2 capturado es convertido en carbonatos de alta pureza, balance de masa favorable, que tienen uso como materia prima industrial en varias áreas (vidrio, concreto, fertilizantes, nuevos sistemas de almacenamiento de energía, baterías de sodio, entre otras). Además de los beneficios de su huella de carbono y energía (LCA) negativa demostrados, la aplicación de ANA® en el área industrial también se cuantifica la producción de cantidades importantes de energía calorífica aprovechable, lo cual representa importantes beneficios de nuestro modelo económico de sostenibilidad.

(a) Costo operativo de la captura de CO2, (b) huella energética, (c) huella de carbono y (d) índice LCA entre tecnologías MDEA, tecnología de bucle de carbonato y tecnología NaOH de base sólida.

La American Chemical Society, institución de gran relevancia de en el mundo científico, nos honra por su interés en publicar un artículo sobre nuestro proceso tecnológico. Agradecemos la dedicación del equipo de notables científicos que lo evaluó y calificó como una tecnología con el potencial de contribuir significativamente a resolver la captura de CO2 en distintas áreas, de manera sostenible (económicamente viable y sin afectar el ambiente), como lo expresa explícitamente el mencionado artículo.

En los resultados se ha evidenciado que, en condiciones experimentales de laboratorio y en condiciones reales, la captura de CO2 supera la expectativa fundamentada en cualquiera de las tecnologías disponibles hasta la fecha, en términos de porcentaje de captura de CO2 (100% del gas emitido + CO2 atmosférico), producción de calor (4,55 GJoul/tCO2 a NaCO3) y de carbonatos (≈ 2,2 tNaCO3 / tCO2).

En el caso de ANA® Indoor, es importante señalar que, además de la capacidad de capturar el CO2 en trazas atmosféricas, existe una ganancia de masa durante el proceso, lo que genera un modelo económico sostenible, haciendo rentable el recambio de cartuchos purificadores. Además, permitiría un ahorro energético por concepto de acondicionamiento de aire, al reducir la cantidad de renovación de aire requerido en un espacio interior (el IMDEA Energía estima que este ahorro puede ser de 30%).

En cuanto a ANA® Industrial, la gran velocidad con la que ocurre la reacción de transformación del CO2 en carbonatos (100.000 veces más rápido que la reportada en tecnologías con aminas), se traduce en reactores de menor tamaño que los de otras tecnologías. Esto junto con la ganancia de masa producida durante la transformación de CO2 en carbonatos «verdes» de valor comercial, hacen viable económicamente su instalación y operación. Por otro lado, la generación de energía térmica aprovechable (en algunos casos convertible a eléctrica), potenciarían un modelo de desarrollo económico sostenible con la reducción de emisiones industriales de gases de efecto invernadero. Esto representa una herramienta relevante durante la transición energética requerida para mitigar las causas de la crisis climática que vivimos.

Han sido más de 10 años de I+D+i los que han generado nuestra tecnología ANA® con sus grandes y diversas ventajas competitivas, hoy por hoy reconocida por uno de los referentes científicos mundiales en el área de química: la Sociedad Americana de Química.

Para saber más sobre este artículo científico y comprobar cómo hemos conseguido estos resultados, accede al siguiente enlace https://pubs.acs.org/doi/10.1021/acssuschemeng.0c07093

Representación esquemática del modelo sostenible de captura, utilización y almacenamiento de carbono (siglas en inglés, CCUS) con ANA® INDUSTRIA, utilizando hidróxido de sodio (NaOH) como convertidor químico (CQ). Nótese la integración de un proceso de producción de CQ verde y la regeneración de parte de estos con causticización usando energía limpia. El CO2 liberado en este proceso se puede aprovechar para usos industriales o su almacenamiento geológico. Tomado de Ruiz et al. (2020).
Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search